Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Alimentación

10 consejos para empezar una dieta vegana

Si estás pensando en dejar de consumir productos de origen animal, estos consejos te ayudarán a dar los primeros pasos.

Lucila Benito

31/10/2019

Alimentación

10 consejos para empezar una dieta vegana

Si estás pensando en dejar de consumir productos de origen animal, estos consejos te ayudarán a dar los primeros pasos.

Lucila Benito


Hay muchas personas que se interesan por dejar de consumir productos de origen animal, pero no saben por dónde empezar o cómo reemplazar esos alimentos. Otros son conscientes de la importancia de cambiar su dieta, pero les cuesta hacerse a la idea de dejar el queso, el café con leche o el huevo.

Si estás pensando en virar al veganismo, estos consejos te ayudarán a dar los primeros pasos. Es un extracto del primer capítulo de “La movida del vegano”, de Paz del Percio (@samuraideensaladas). El libro está pensado para que omnívoros, vegetarianos y veganos puedan aprender elementos y actitudes de la cocina vegana y adaptarlos a sus propias necesidades. Propone conectar con la alimentación, en vez de pensarla como una necesidad o un trámite, y estar más presentes y conscientes a la hora de elegir los ingredientes, conocerlos, combinarlos y compartirlos.

10 consejos para empezar

1. INNEGOCIABLE: consulta a una nutricionista

Idealmente, una que esté dispuesta a acompañarte si decides llevar una dieta vegana. Por suerte, cada vez son más. Si en tu ciudad no encuentras una, hay varias que hacen consultas online. Esto es importante por tres razones.

En primer lugar, porque nuestras dietas están determinadas por los hábitos que traemos de casa y por la sociedad en la que estamos sumergidos. Ambas, a su vez, están influenciadas por la disponibilidad de alimentos y el mercado, y esto no siempre genera patrones saludables.

En segundo lugar, porque no hace falta querer bajar de peso o estar enfermo para hacer una consulta: los nutricionistas se formaron también para brindar asesoramiento a las personas sin problemas de salud.

Y en tercer lugar, la veganización requiere de un proceso de aprendizaje, no solo en la forma de preparar los alimentos que probablemente sean nuevos en nuestra vida cotidiana, sino también de nuestros cuerpos. De lo contrario vamos a ser excelentes veganos, pero débiles e insalubres.

Más allá de lo que podamos investigar por nuestra cuenta, un especialista nos puede indicar alimentos o maneras de comer que se adecúen a lo que cada organismo necesita según los resultados de los análisis, el estilo de vida de cada uno, la actividad física que se realice por semana e incluso según el carácter o temperamento.

2. Cambio gradual

Hay personas que se hacen veganas y dejan carne, leche y huevos de un día para el otro, y les funciona bien. Si es tu caso, genial. Pero si no, de ninguna manera es necesario que lo hagas así. Tómate el tiempo que necesites. A mí me llevó casi un año dejar del todo los alimentos de origen animal. Los primeros meses seguía comiendo sushi cada tanto porque me gustaba muchísimo y no me imaginaba que lo fuera a dejar. Pero en un momento me empezó a pasar que no lo disfrutaba tanto, o que me caía medio mal, pesado, me daba un poco de náuseas.

A veces la conciencia no es suficiente para modificar un hábito: hay millones de personas que saben lo que les hacen a los animales en cautiverio y siguen comiendo carne igual porque es rica, porque es su costumbre, porque la tienen a mano. Entonces, no te castigues si todavía tenés ganas de comer estas cosas: ¡es lo que comimos toda la vida! Puede pasar que no dejemos de desearlas de un día para el otro.

sustitutos veganos

3. Considera tu punto de partida

No es lo mismo hacerte vegano si eres vegetariano hace 10 años, que si vives con tus padres y comen carne todos los días. No es lo mismo ser re buen cocinero que no poder hacer ni un huevo duro. Si la carne te cae re pesada, es más fácil pensar en dejarla que si la amas, como me pasaba a mí. Lo mismo pasa si consumes muchísimo queso o leche.

Para arrancar, puedes plantearte como objetivo comer vegano durante la semana, o dejar las comidas de origen animal solo para eventos sociales. No seas duro contigo mismo. No importa si te lleva un año o mil, no hay una meta a la que llegar, todo el tiempo estamos aprendiendo y eso es lo más lindo de este camino.

4. ¿Qué cambio puedes incorporar esta semana?

¿Tratar de comer un día 100% vegano? ¿Cenar vegano todos los días? ¿Reemplazar la leche de vaca por leche vegetal? ¿Incorporar frutos secos al desayuno? ¿Comer una fruta por día? Fíjate qué puedes modificar esta semana para acercarte un poco al tipo de alimentación que te gustaría llevar, teniendo en cuenta el punto anterior. O sea, quizás no te conviene proponerte dejar las golosinas de un día para el otro si comes mil por día.

5. Piensa en incluir, no en restringir

Si hago una lista de las cosas que dejé de comer a partir de hacerme vegana y hago otra lista de las cosas que incorporé a mi dieta, la segunda lista va a ser muchísimo más larga que la primera. Pero claro, no lo podía saber antes de empezar, porque la mayoría de las cosas las fui descubriendo de a poco. Si conoces a algún vegano, pregúntale de qué tamaño sería cada una de sus listas. Si no, recorre cualquier cuenta de Instagram con buenas recetas veganas y fíjate cuáles de los ingredientes que usan no los consumes nunca. Si te interesas por este camino, que no implica solo ser vegano, sino entusiasmarte con la cocina, vas a comer mucho más variado que nunca en tu vida.

6. Haz una buena compra para empezar

No pienses en gastar mucha plata, sino en comprar algunas cositas dentro de tu presupuesto. Fíjate qué te hace falta en tu cocina: ¿ensaladeras? ¿frascos? ¿Un cuchillo afilado? ¿Una tabla de picar? ¿Individuales lindos? ¿Un rallador? Son todas cosas que puedes conseguir baratas y te van a hacer la vida más fácil.

7. ¿Qué productos de origen animal te dan lo mismo?

Fíjate cuáles comes solo por costumbre o si te los ofrecen, pero no te cambian la vida. En mi caso eran el pollo, los pescados, algunos cortes de carne roja y la leche de vaca. Si puedes, ponte como objetivo dejar de comerlos solo porque están ahí o te los ofrecen.

Una botella de leche con cereales y legumbres alrededor

8. En vez de castigarte, observate

Esto no es una carrera. El camino puede ser larguísimo. No nos importa la meta, nos importa incorporar cambios que podamos sostener con alegría todos los días. Desde que somos bebés comemos alimentos de origen animal y otros altos en grasa y azúcar. Nadie nos exige que lo cambiemos de un día para el otro, y ni siquiera de un año para el otro. Olvídate de la meta. Incorpora lo que puedas, cuando puedas, con alegría y agradeciendo por cada logro. El camino se va a ir armando, y tú ya lo estás empezando.

9. Incorpora comidas veganas que ya conoces.

Fíjate cuáles son las que ya coms cada tanto y te encantan. Piensa variaciones de comidas de toda la vida. Muchas son fácilmente adaptables a una alimentación vegana: guacamole, fideos con salsa, guiso de lentejas sin carne, hummus, tarta de verduras, wok de vegetales. Hay muchísimas comidas que seguro ya sabes preparar y puedes incorporar a tu dieta hoy mismo.

10. Mantente motivado

Cada tanto, visita las zonas o negocios de tu ciudad donde se consiga variedad de productos para cocinar, a ferias agroecológicas o a dietéticas grandes. Sigue cuentas en Instagram. Intercambia recetas con amigos, invítalos a que prueben lo que cocinas. Dedica un día cada tanto a preparar conservas, mix de especias o comida para freezar. ¡Entusiásmate!

Más allá de estos consejos, recuerda que una buena alimentación no va a solucionar tus problemas. La alimentación es solo una parte de la vida. No sirve de nada obsesionarse con comer de una manera si sigues con cuestiones no resueltas, sin cultivar las relaciones cercanas, sin buscar la manera de hacer del mundo algo mejor.

Vayamos bien adentro nuestro, hagamos lo que tengamos a nuestro alcance para sentirnos mejor, comprometámonos con lo que nos parece justo y, además, fijémonos en lo que comemos.

Para saber más del libro de Paz del Percio, puedes hacer clic aquí.


Otros

Alimentación

Qué alimentos incluyen los veganos en su dieta

No comen carne, ni huevos, ni lácteos, ni cualquier otro alimento que contenga ingredientes de origen animal. Entonces, ¿qué comen?

Alimentación

3 recetas para hacer mayonesas vegetales en casa

Son fáciles de preparar y se pueden usar como cualquier aderezo, pero son mucho más nutritivas. ¿Te animas a probarlas?

Hogar

Qué alimentos nunca deberías convidarle a tu mascota

Es muy común que queramos compartirles algo de lo que estamos comiendo, pues su mirada nos parte el corazón. Sin embargo, hay algunos alimentos que nunca deberías convidarle a tu mascota.

share