Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Ambiente

En esta ciudad te ofrecen helado, cine o cerveza a cambio de usar el transporte público o la bicicleta

Reducir la contaminación no sólo precisa de macro políticas, sino también (y sobre todo) requiere cambios de hábitos que no se generan de la noche a la mañana. Por eso, los incentivos son una buena opción para motivar cambios positivos.

Vera Juárez

30/10/2018

Ambiente

En esta ciudad te ofrecen helado, cine o cerveza a cambio de usar el transporte público o la bicicleta

Reducir la contaminación no sólo precisa de macro políticas, sino también (y sobre todo) requiere cambios de hábitos que no se generan de la noche a la mañana. Por eso, los incentivos son una buena opción para motivar cambios positivos.

Vera Juárez

A esta altura, negar que existe la contaminación en el mundo sería un sinsentido. Basta con salir a la calle de una ciudad para encontrar montañas de basura, ríos de agua poco cristalina y smog en el aire. Si bien en cada parte del mundo las problemáticas de contaminación varían y tienen sus particularidades, ningún lugar se escapa a ellas, aunque más no sea de forma colateral.

Reducir la contaminación no sólo precisa de macro políticas, sino también (y sobre todo) requiere de cambios de hábitos y de la toma de conciencia de cada una de las personas que habitamos el planeta respecto al impacto (positivo o negativo) que podemos generar.

Pero cambiar algo no se hace mágicamente de la noche a la mañana. Requiere de información, tiempo e incentivos.

[También te puede interesar: 13 consejos para reducir la contaminación en el aire]

Teniendo en cuenta esto, una ciudad del norte de Italia decidió impulsar un sistema de recompensas un tanto particular.

[También te puede interesar: 25 consejos para reducir los desechos plásticos]

Para motivar el uso del transporte público y la bicicleta, la ciudad italiana de Bolonia ideó un sistema para “premiar” a los ciudadanos por usar la bicicleta o el transporte público en lugar de su auto.

De hacerlo, los habitantes obtienen beneficios como: cervezas, entradas de cine, helados y otros descuentos.

El sistema funciona mediante una aplicación llamada “Bella Mossa” (“Buen trabajo"), creada por Marco Amadori, un planificador urbanístico italiano.


Los habitantes se descargan de manera sencilla la app, registran los viajes que hagan en transporte público o bicicleta, y luego canjean los puntos obtenidos en los establecimientos adheridos. Además, al terminar el recorrido, la app informa cuánto dióxido de carbono se ha ahorrado emitir a la atmósfera.

Por otro lado, gracias a un sistema de GPS, el sistema rastrea la velocidad y el tiempo de duración de los viajes para evitar que se haga trampa.

Además, no importa si las distancias son cortas, porque no se tienen en cuenta los kilómetros sino la constancia.

La ciudad italiana ya puso en funcionamiento esta iniciativa el año pasado y obtuvo resultados muy positivos. Se registraron 3,7 millones de kilómetros hechos, y se canjearon alrededor de 16 mil cupones.

¿Qué opinas de esta idea? ¿Te gustaría que se replique en tu ciudad?

Fuentes:

El Nacional


Otros

Hogar

4 ciudades que parecen haber llegado al futuro antes que nosotros

El futuro llegó hace años.

Entretenimiento

5 soluciones si estás cansado de los problemas del automóvil

Mejorar nuestras ciudades y vidas.

Entretenimiento

28 de diciembre: El propósito del día para transformar tu vida

Una forma distinta de terminar 2017 y comenzar el 2018 de mejor manera.

share