Cada vez conocemos más a las especies que habitan en los mares y, a pesar de que el camino que queda por recorrer en investigar y conocer es largo, lo que sí descubrimos hasta el momento, no para de sorprendernos, tal es el caso de las ballenas francas de coloración blanca, quienes se dejan ver cada vez más.
Hace poco estuve embarcado en el mar buscando ejemplares de Ballena Franca Austral para fotografiar sus saltos, en un momento dado y tomándonos por sorpresa, el capitán nos dice que había una cría (conocidas como ballenatos) junto a su madre a lo lejos, nos acercamos lentamente, ansiosos de presenciar ese momento y en efecto pudimos observarlos a ambos, no obstante, la cría era distinta al resto: su coloración blanca destacaba entre el resto de los ejemplares que lo acompañaban.
Menos del 5% de las crías de ballena nacen blancas, es algo sumamente inusual y se conocen como "parcialmente albinas" debido a que nunca son completamente blancas. Cada año las Ballenas Francas llegan a la Patagonia a dar a luz a sus crías y amamantarlas, su piel con el paso del tiempo se va tornando oscura, en el caso de la cría la cual es blanca, tomará durante las primeras semanas de lactancia hasta 100 litros de leche por día. ¿Puedes imaginar tal cantidad de leche? ¡Pero esto no es lo más sorprendente! durante este período las madres permanecen casi en ayunas (alimentándose esporádicamente) en las áreas de cría, como lo son la Península de Valdés (Argentina).
Como comentaba anteriormente, estas ballenas no son albinas, de hecho no existen las ballenas totalmente albinas debido a la presencia de zonas de su cuerpo mas oscuras, por lo cual el albinismo no es una condición que se le asigne a estos animales, según el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) en Argentina estas ballenas parcialmente blanca son llamadas por ellos como Morfo Grises, por su coloración mas bien grisácea, conversando mas a fondo con ellos, nos contaron también acerca de Luminosa.
Luminosa es una hembra cuya coloración es "morfo gris" al igual que varias de sus crías, ella nació blanca y a partir del primer año de vida se fue tornando gris, esta coloración por lo general, es mas normal en machos que en hembras, razon por la cual esta asociada con los cromosomas sexuales, tomando en cuenta este hecho asociado al sexo, Luminosa es aun mas especial. El nombre de Luminosa se debe al efecto visual que este tipo de ballenas causan al ser vistas en el agua, poco antes de salir a la superficie ellas parecen iluminar el agua del mar desde abajo.
Crédito: Instituto de Conservacion de Ballenas (ICB)
Florencia Vilches y Carina Marón son investigadoras que han seguido a esta ballena, y durante el procesamiento de miles de fotografías obtenidas a traves de los relevamientos aéreos de 2018 y 2019, tuvieron la suerte de volver a encontrarse con la ballena que ilumina el mar. En aquella ocasión fue registrada en el Golfo San José y en compañía de una cría con un morfo gris como el de ella. ¡Estas ballenas brillan como estrellas en el mar!
Las ballenas juegan un importante rol ecológico, pues transportan nutrientes desde zonas de alimentación como las islas Georgias del Sur hacia las zonas de cría como Península Valdés, ambas zonas muy separadas unas de otras, igualmente, las ballenas con su materia fecal nutren el mar y lo enriquecen, haciéndolo mas productivo y saludable, según el ICB "mientras mas ballenas haya en el mar, mas saludable es todo el ecosistema"
Cada ballena es única y especial. Por este motivo el reencuentro con una ballena conocida y sobre todo cuando forma parte del Programa de Adopción es una gran noticia para compartir. En este punto, hago hincapié en una cuestión de la que tu también puedes ser parte, puedes participar no solamente leyendo esta nota, si no ¡adoptando una ballena!

¿QUEEEEEEEEE?

Tranquilo/a, esto no quiere decir que a partir del momento de adopción tendrás una ballena en tu casa. El programa de adopción de ballenas es creado por el Instituto de Conservación de Ballenas el cual te permite apoyar la proteccion de las ballenas desde el lugar donde te encuentres. Al sumarte contribuyes con los fondos que les permite a esta institucion dar continuidad con las investigaciones científicas que dan a conocer el estado de salud y conservación de estas especies, igualmente contribuyes a detectar nuevas amenazas para ellas y a la búsqueda de soluciones a los problemas que ellas enfrentan en los océanos, pero esto no termina acá, ¡Tambien puedes elegir tu ballena!
El instituto de conservación de ballenas tiene medio siglo, es decir 50 años llevando a cabo el programa de investigación Ballena Franca Austral en la Península de Valdés, es por esto, que su trabajo es tan importante para la conservación de esta especie que cada año elige las tranquilas aguas patagónicas para amamantar a sus crías.

¿Te ha gustado esta nota? ¡Compártela y cuéntanos tu opinión en los comentarios!