Durante el siglo XX tuvo lugar la Guerra Fría, en la que Estados Unidos y la Unión Soviética se enfrentaron de manera ideológica, militar y política. Fue en ese entonces cuando aconteció la dramática historia de Laika.

Laika era una perra mestiza, que vivía en las calles de Moscú. Aunque no tenía dueño, ella cautivaba a quien la veía, pues era muy simpática. Ese fue uno de los motivos por los cuales fue elegida para abordar el satélite Sputnik 2, el 3 de noviembre de 1957.

Sin embargo, el animal no resistió más de 6 horas, después del lanzamiento, ya que murió por las altas temperaturas, además de la falta de entrenamiento.

[También te puede interesar: Estos son los motivos por los cuales la humanidad no ha regresado a la Luna en 50 años]

Una lucha para demostrar quién es el mejor

La Guerra Fría no solo fue un enfrentamiento militar, Rusia y Estados Unidos se esforzaban por superar al otro en cada cosa que hacían. Por supuesto, la exploración espacial era parte de esta contienda. En este sentido, el despegue del satélite Sputnik 2 con un ser vivo en él, era la manera en la que Rusia buscaba demostrar que iba un paso más adelante.

A pesar de que esto resultó ser un evento importante en la historia de la humanidad, la famosa perrita que viajó al espacio tuvo que pagar un precio muy alto. Laika no soportó el duro viaje, falleció unas horas después de que el satélite fuera puesto en órbita.

¿Por qué Laika fue la elegida para ir al espacio?

Son varias las razones por las cuales Laika fue puesta en el Sputnik 2, aunque la mayoría se enfocaban en el éxito del proyecto, más que en el bienestar del animal.

  1. ​​​​​​​Laika era una perra fotogénica, por lo que las publicaciones en la prensa agradarían al público.
  2. Se trataba de un animal noble, su carácter fue uno de los atributos que la llevaron a ser elegida de entre muchos otros perros.
  3. Al ser una perra callejera, no exigía demasiado y se adaptaría a las condiciones con pocos recursos de alimentación. Tanto el agua como la comida se encontraban en forma de galatina.
  4. Era necesario que fuese hembra para que no levantara la pata al orinar.

[También te puede interesar: Esta sorprendente imagen de la NASA recopila todos los colores que tiene la luna]

El viaje en Sputnik 2

Se planeaba que el satélite estuviese 6 meses en órbita para que, finalmente, se desintegrara. Además, como Laika no tenía posibilidad de regresar a Tierra, sería sacrificada 10 días después del despegue. No obstante, las cosas no salieron como se planeaban.

Durante octubre del 2002, fuentes rusas revelaron que Laika, el primer ser vivo que viajó al espacio, falleció 7 horas después del lanzamiento. El motivo de la muerte del animal fue por sobrecalentamiento de la cápsula, pues la temperatura llegó a los 43 °C, junto con el estrés que sufrió.

La linda perra Laika se hizo famosa en todo el mundo, sus fotografías estaban por todas partes. Su viaje al espacio marcó un antes y un después en la carrera espacial.

[También te puede interesar: El primer viaje turístico a la Luna ya tiene un millón de reservas esperando aprobación]

Cuéntanos en los comentarios, ¿qué opinas del caso de Laika? Sin duda, ella hizo historia.