La reconocida marca de bebidas contará con botellas de 1,5 litros y será distribuida a Fanta, Coca-Cola Zero y Coca-Cola Light en Escocia en el corriente mes. Apuestan a que todas las gaseosas cumplan este requisito de cara al 2024.

¡APELAMOS A LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS EMPRESAS!

Seguramente has escuchado hablar sobre Greenwashing dado que es un término muy habitual para describir las prácticas engañosas de diversas compañías. Sin dudas, las grandes corporaciones, a través de esta iniciativa, manipulan a la audiencia dado que presentan sus productos y/o servicios enmascarando los problemas que generan en el medio ambiente.

También te puede interesar: Cuál es la importancia de las capacitaciones B2B en el mundo actual

Ahora bien, el discurso que utilizan es creíble a primera vista debido a que buscan identificarse como grupos comprometidos con la preservación del planeta. Bajo la comercialización verde no hacen más que mentir y no se hacen cargo del impacto que producen en la naturaleza.

De hecho, instan a que los consumidores cambiemos nuestra forma de consumir. En este caso, Coca-Cola es un claro ejemplo ya que por un lado propone reciclar pero, en realidad lo que busca, es seguir estando presente en el mercado generando más consumismo y plásticos que dañan a los ecosistemas.

Greenpeace define a este concepto de la siguiente manera: “Compañías multinacionales conservan y expanden sus mercados actuando como amigas del medio ambiente y líderes en el esfuerzo para erradicar la pobreza”

¿Sabías que el ecologista Jay Westerveld fue el impulsor del término Greenwashing en 1986?

¡EL DISCURSO DE COCA-COLA PRETENDE PERSUADIR!

Ante los nuevos paradigmas y aún siendo conscientes de la emergencia climática, las corporaciones deben entender la magnitud de la problemática en la cuál estamos involucrados todos como seres humanos.

Tal como expresó el gerente general de Coca-Cola Gran Bretaña, Jon Woods: “Este es un pequeño cambio que esperamos tenga un gran impacto, asegurando que cuando los consumidores reciclen nuestras botellas, no queden tapas”.

  • ¿Sus dichos son honestos y transparentes?

¡No basta solo con instar a un consumo responsable! ¡Las empresas son las principales contaminantes del mundo y urge la necesidad de una transición hacia una economía efectiva que contemple el cuidado del medio ambiente en todas sus formas!

“En 2020, vimos que la cantidad de envases de plástico reciclados aumentó del 44% al 52 %. Los pequeños cambios son los que se suman para hacer una gran diferencia y cuando se trata de reciclar, cuanto mayor sea la calidad del material, mejor”, dijo Adam Herriott miembro de la organización de reducción de residuos Wrap. Y afirmó que esperan ver más innovaciones en esta área.

Otro artículo para leer: ¡Por una moda más sostenible! El 85% de las prendas termina en vertederos y basurales

¡Todos estamos en peligro, el momento de actuar es ahora!

Las palabras del ambientalista y activista Paul Hawken son rotundas y precisas. Ha definido al Greenwashing como “la construcción de una ciudad global esmeralda en la que todas las cosas irradian una tonalidad verde que hace sentir bien al consumidor que compra felizmente mientras canturrea las tonadillas favoritas de sus empresas”.

¿POR QUÉ NO NOS HACEMOS ECO DE LAS INVESTIGACIONES Y CONOCIMIENTOS QUE BRINDAN CIENTÍFICOS Y AMBIENTALISTAS EN TORNO A ESTO?