Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

Anatomía de las emociones: en qué partes de nuestro cuerpo se alojan

Somos una unidad: cuerpo, mente y corazón. Lo que sucede en uno de nuestros planos repercute sobre los demás.

Salud

Anatomía de las emociones: en qué partes de nuestro cuerpo se alojan

Somos una unidad: cuerpo, mente y corazón. Lo que sucede en uno de nuestros planos repercute sobre los demás.

Vera Juárez

09/09/2019

Nuestras emociones no están separadas de nuestro cuerpo. No hace falta mucho más que sentir nervios, tristeza o miedo para registrar cómo se vuelve físico. Podemos percibir que nos duele el estómago, se nos cierra el pecho y nos cuesta respirar. Esto se debe a que somos una unidad: cuerpo, mente y corazón. Lo que sucede en uno de nuestros planos repercute sobre los demás.

En los años 70, el antropólogo Paul Ekman propuso seis emociones básicas: ira, miedo, sorpresa, asco, alegría y tristeza. Desde otra perspectiva, la medicina tradicional china distinge seis órganos con energía yin (hígado, corazón, pericardio, bazo-páncreas, pulmones y riñones) y seis con energía yang (vesícula biliar, intestino delgado, calentador triple, estómago, intestino grueso y vejiga). Los yin tienen forma compacta y sus funciones están vinculadas con transformar y almacenar, mientras que los yang son huecos y sus funciones están relacionadas con digerir y eliminar. Además, según esta medicina, el cerebro, el útero, la médula, los huesos, los vasos sanguíneos, merecen una categoría separada.

En esta línea, cualquier tipo de enfermedad generada por causas internas se produce a partir de un desequilibrio energético que puede estar vinculado con siete emociones que se asocian con cinco órganos. ¿Qué está por debajo de esta concepción? La idea de que cada órgano es una esfera que reúne lo físico, lo mental y lo emocional.

[También te puede interesar: Cuánto afectan las emociones a tu estómago]

Ira

Esta emoción se asocia con el hígado. Se vincula con una energía generadora y expansiva. A nivel físico el hígado almacena la sangre y regula la circulación, y está asociado con la vesícula biliar.

Los ataques de ira dañan el hígado y puede generar también migrañas, dolor de cabeza, mareo y confusión. En armonía, el equilibrio de esta energía incide sobre la bondad, las ambiciones positivas y el espíritu emprendedor.

El hígado es la casa del alma, por eso suele somatizar los excesos de las emociones, para proteger al corazón.

Euforia y ansiedad

La euforia se asocia con el corazón que, a nivel físico, regula la sangre y controla los vasos sanguíneos. A nivel emocional, los estados de agitación perturban al corazón. En cambio, su equilibrio lleva a un estado de serenidad, generosidad y amor.

En desequilibrio, esta energía se manifiesta como sobreexcitación, agitación, alegría desmesurada, humor variable y extremista, y pérdida del control. Pueden surgir dificultades para comunicarse.

A nivel físico esto se expresa con irregularidades en el ritmo cardíaco que pueden derivar en palpitaciones, taquicardia, nerviosismo o insomnio, entre otras.

[También te puede interesar: 5 consejos para dar primeros auxilios emocionales]

Preocupación

La preocupación excesiva o la fijación en un problema de manera constante se vincula con el bazo-páncreas que se localiza en el centro del tronco. Una de sus funciones más importantes es regular la transformación y el transporte de la energía.

El bazo-páncreas es la casa del intelecto. Allí se aloja el pensamiento lógico, la crítica constructiva, la reflexión y la memoria.

Cuando esta energía se encuentra en equilibrio, alimenta virtudes como la empatía y la compasión.

Por el contrario, el desequilibrio se manifiesta en intolerancia, aislamiento, problemas en la digestión, dolor abdominal y fatiga.

Una mujer con expresión de tristeza

Tristeza y melancolía

La tristeza como emoción se relaciona con los pulmones que, a nivel físico, regulan la respiración, entre otras funciones.

Los pulmones son la casa del instinto. Cuando esta energía está equilibrada se vincula con la integridad; pero cuando hay un desajuste, aflora la tristeza, la melancolía y el sufrimiento. Se cae el escudo protector, y se vive una sensación de falta de confianza en la vida.

Miedo

Se relaciona con los riñones. Cuando existe una demanda neurótica de cosas, cuando vivimos un exceso de apego o nos aferramos demasiado a lo material, hay una búsqueda de seguridad que encubre la emoción de miedo.

Los riñones son la casa de la intención. En equilibrio, la energía renal se manifiesta en una gran confianza en las propias capacidades. Pero en desequilibrio, puede aparecer miedo, fobia, timidez, baja líbido.

Importante: Debe aclararse que Bioguia no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguia no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

Brainfacts.org

Instituto qi gong


Otros

Salud

Por qué debería preocuparte encontrar este insecto en casa

Hay muchos animales e insectos que no son agradables de encontrar en casa, pero la vinchuca es uno de los más peligrosos y este es el motivo.

Salud

¿Sufres de piernas cansadas? Practica esta postura de yoga fácil e infalible

Te enseñaremos una postura de yoga muy simple y efectiva que puedes hacer fácilmente en tu casa para aliviar las piernas cansadas. 

Salud

Señales que aparecen en tu rostro y demuestran que estás pasando por gran estrés

El estrés afecta muchos aspectos de tu salud, y la piel no se queda afuera. Si aparecen estas señales, quizá sea hora de frenar un poco.

share