Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Estos son los 5 tipos de personas más irritantes que existen

Existen 5 tipos de personas que resultan insoportables a la mayoría de las personas. ¿Tienes algunas de esas características? Aprende a cambiar esos hábitos.

Tendencias

Estos son los 5 tipos de personas más irritantes que existen

Existen 5 tipos de personas que resultan insoportables a la mayoría de las personas. ¿Tienes algunas de esas características? Aprende a cambiar esos hábitos.

Waleska Bustos

07/01/2019

Existen algunas personas que tienen una personalidad que hace que las relaciones interpersonales sean extremadamente desafiantes, ya sea porque son difíciles de tratar, porque son directamente agresivos o por muchas otras razones.

A pesar de que tienen naturalezas muy distintas, estos 5 tipos de personas son universalmente irritantes cuando tratamos con ellos, sin importar la edad o el contexto en el que nos relacionemos con ellas.

[También podría interesarte: 5 tipos de personas que debes borrar de tu vida]

Los mandones

No hablamos solo de jefes que creen que su autoridad es absoluta y pueden tratar a los demás como si valieran menos que ellos, ni tampoco solo de gritones, sino de personas que, en general, hablan de forma imperativa con los demás, tratando, de una forma o de la otra, de imponer su voluntad sobre otros.

No ofrecen consejos sino que te ordenan lo que tienes que hacer, según sus propios criterios. Alguien o algo los ha hecho creer que tienen autoridad sobre los demás y ahora irritan y desagradan a todos por donde quiera que vayan.

Los presumidos

Son personas profundamente tóxicas que, movidos por un sentimiento de inferioridad, alardean de sus "hazañas" y a las elevan a un nivel exagerado, por muy insignificante que sea.

Algunos que creen que parte de su motivación es despertar envidia en los demás, porque ellos mismos sienten envidia de otros.

Los extremadamente dispuestos a complacer

Con frecuencia son personas que anulan su personalidad para poder acomodarse a lo que ellos creen que los demás quieren, pero que en realidad solo terminan corriendo de un lado a otro incomodando a todos con sus halagos innecesarios y actos exagerados.

Muchos sufren de autoestima bajo y pueden creer, consciente o inconscientemente, que son inadecuados, y por medio de la aporbación externa se sentirán mejor.

Los soplones

Son las personas que "delatan" a sus iguales para ganar el favor de las figuras de autoridad. Se cree que estas personas en el fondo se desprecian a sí mismas y por eso desprecian a quienes están en su mismo "nivel" de autoridad, y además le tienen miedo al poder, por lo que se presentan serviles ante las figuras poderosas. Son desleales por naturaleza.

Los "graciocillos"

Son las personas que son incapaces de tener una conversación normal sin burlarse de algo o de alguien. Pueden creer que son muy ingeniosos, pero en realidad sus bromas terminan siendo de mal gusto o insensibles con mucha frecuencia .

Se cree que estas personas se esconden detrás de las bromas para mantener la distancia personal con otras personas y evitar conocerlas realmente.

[También podría interesarte: 7 tipos de personas tóxicas que debes sacar de tu vida]

Si bien tienen personalidades distintas, estas personas suelen tener en común un autoestima notablemente bajo, así como una falta crónica de empatía por los sentimientos y condiciones ajenas. Esta pobre relación consigo mismos los lleva a tener malas relaciones con los demás.

Fuente:

La Mente es Maravillosa


Otros

Salud

El factor D: el rasgo de la personalidad que domina el \"lado oscuro\" de las personas

El egoísmo, el maquiavelismo y la sicopatía tienen todos algo en común: el factor D.

Entretenimiento

5 series sobre la psiquis humana que puedes ver en Netflix

Las series son cada vez más complejas y nos ayudan a entendernos mejor de lo que crees.

Salud

Un estudio examina cómo el sentimiento de culpa afecta a las personas

Una investigación reciente desarrollada en Arabia Saudita ha demostrado cómo el sentimiento de culpa afecta la forma en qué sentimos.

share