En un intento de regreso a la normalidad, a partir de este lunes, Inglaterra levantará la mayoría de las restricciones que tenía para combatir el coronavirus. Se recomendará el uso de mascarillas en algunos lugares, pero no será una obligación legal.

Además, no habrá límites sobre la cantidad de personas que pueden reunirse o asistir a eventos, los clubes nocturnos pueden reabrir, y las personas que trabajan desde casa gradualmente deberán volver a sus oficinas.

También te puede interesar: Barcelona: vuelve el toque de queda nocturno debido al gran aumento de casos de COVID-19

Aunque en Londres, Manchester, Newcastle y otras importantes ciudades inglesas, las alcaldías han aprovechado su relativa autonomía para mantener el uso obligatorio del barbijo.

En lugares como Liverpool, no han podido hacerlo porque no tienen, en un país unitario como Inglaterra, el poder legal para imponer la medida. También empresas privadas, como Uber, han mandado un mensaje por mail a sus clientes señalando que el uso de tapabocas es obligatorio en sus vehículos.

Cambios en las restricciones

  • No hay límite en el número de personas que pueden reunirse, pero se recomienda reunirse en exteriores cuando sea posible
  • Las personas que actualmente trabajan desde casa deben regresar gradualmente a sus lugares de trabajo
  • Los clubes nocturnos pueden reabrir.
  • Los teatros y los cines pueden operar con aforo completo
  • A los negocios y los eventos se les recomienda utilizar certificados de Covid-19 para limitar el contagio del virus
  • Se recomienda el uso de la mascarilla en espacios públicos concurridos, como el transporte público
  • El distanciamiento social no es obligatorio

A medida que disminuyan las restricciones en Inglaterra, se alentará a empresas como clubes nocturnos y eventos grandes a usar un pase del Sistema Nacional de Salud (NHS), que sirve para verificar que las personas estén completamente vacunadas.

Esta etapa, además, retira la recomendación que se la había hecho a los habitantes de Reino Unido de no viajar a países de la "lista ámbar", que incluye más de 140 países.

Los adultos de Reino Unido que estén completamente vacunados ya no tendrán que autoaislarse durante 10 días después de visitar estos países, con excepción de aquellos que viajen de Francia a Inglaterra, Escocia o Gales, debido a la preocupación que despierta la variante beta del virus.

También te puede interesar: Así se pide el “pasaporte COVID” que entró en vigencia en la Unión Europea

Aumento de casos

Entre los científicos, hay llamados de alerta ante el posible aumento de casos debido al levantamiento de las restricciones. Pronostican que las infecciones en Reino Unido, que actualmente son cerca de 50.000 diarias, podrían llegar a 200.000 diarias a medida que avanza el verano.

Sin embargo, los modelos muestran que con más del 68% de los adultos completamente vacunados, las hospitalizaciones, los enfermos graves y las muertes por covid-19 estarán por debajo de picos anteriores.

Casi el 88% de los adultos en Reino Unido ha recibido una primera dosis de la vacuna contra la covid-19. En los próximos días, se espera que comience a ofrecerse la vacuna de manera rutinaria a los menores de 18 años.

A partir del 16 de agosto, las personas en Inglaterra que hayan recibido ambas dosis ya no tendrán que aislarse después de un contacto cercano con alguien contagiado, pero cualquiera que dé positivo o desarrolle síntomas tendrá que hacerlo.

Por su parte, los científicos cuyo modelo llevó a las primeras restricciones a nivel nacional expresaron su preocupación ante la reapertura. Sostienen que Reino Unido podría tener hasta 200.000 casos y 2.000 hospitalizaciones diarias.

En diálogo con la BBC, Neil Ferguson, profesor en la Escuela de Salud Pública del Imperial College London, dijo que entre agosto y mediados de septiembre podría haber un repunte de contagios.

Jonathan Ashworth, portavoz de salud del opositor Partido Laborista, dijo que el gobierno estaba siendo "imprudente" con la flexibilización de las restricciones.

"Eliminar todos los mandatos el 19 de julio no solo acelerará la transmisión del virus, aumentará de forma sustancial la incidencia de la forma más grave de la enfermedad, las hospitalizaciones y los casos de covid de larga duración, sino que también creará las condiciones para que emerjan nuevas variantes que escapen de la protección de las vacunas", advirtió un grupo de más de 100 científicos en un artículo publicado el 9 de julio en la revista The Lancet.

También te puede interesar: Afirman que 1 de cada 6 personas con Covid-19 sufrirá alteraciones en su frecuencia cardíaca

Fuente: bbc.com