Mientras el país busca reconstruirse después de décadas de guerra, la lucha por los derechos de las mujeres no ha cesado. Por ello, los talibanes permitirán que las mujeres estudien, pero las clases tendrán que ser segregadas. Así lo dijo el domingo el nuevo ministro de Educación Superior de los talibanes.

El ministro, Abdul Baqi Haqqani, informó que el nuevo gobierno talibán, nombrado la semana pasada, “comenzará a construir el país sobre lo que existe hoy” y no quería retroceder 20 años hasta la última vez que el movimiento estuvo en el poder.

Anunció que las mujeres enseñarían a las estudiantes siempre que fuera posible y que las aulas permanecerían separadas. Esto con forme a la interpretación del movimiento de la ley islámica sharia.

“Gracias a Dios tenemos un gran número de maestras. No enfrentaremos ningún problema en esto. Se harán todos los esfuerzos posibles para encontrar y proporcionar maestras para las alumnas”, dijo en una conferencia de prensa en Kabul.

El tema de la educación de las mujeres ha sido una de las cuestiones centrales que enfrentan los talibanes. Mientras, buscan persuadir al mundo de que han cambiado desde la dura regla fundamentalista que impusieron en la década de 1990, cuando a las mujeres se les prohibió en gran medida estudiar o trabajar fuera del hogar.

[También te puede interesar: Soldados entrenados por el ejército de Estados Unidos y Reino Unido se unen al talibán]

Las mujeres también podrán trabajar de acuerdo con la ley islámica

Los talibanes permitirán que las mujeres estudien, pero con clases segregadas

Los funcionarios talibanes han dicho que las mujeres podrán estudiar y trabajar de acuerdo con la ley sharia y las tradiciones culturales locales, pero se aplicarán estrictas reglas de vestimenta. Haqqani dijo que los velos religiosos hiyab serían obligatorios para todas las estudiantes, pero no especificó si esto significaba pañuelos en la cabeza o cubiertas obligatorias para la cara.

El sábado, un grupo, aparentemente formado por estudiantes mujeres con túnicas negras que las cubrían por completo de la cabeza a los pies, se manifestó en Kabul en apoyo de las reglas sobre vestimenta y aulas separadas.

Haqqani dijo que donde no haya maestras disponibles se adoptarán medidas especiales para asegurar la separación.

“Cuando realmente hay una necesidad, los hombres también pueden enseñar (a las mujeres) pero de acuerdo con la sharia, deben observar el velo”, dijo. Los salones de clase se cortarían con cortinas para dividir a los estudiantes masculinos y femeninos cuando fuera necesario y la enseñanza también se podría realizar a través de la transmisión o el circuito cerrado de televisión.

[Tambien te puede interesar: 11 de septiembre: las consecuencias de la guerra contra el terrorismo

Ya se han visto aulas divididas por cortinas en muchos lugares desde el colapso del gobierno respaldado por Occidente y los talibanes tomaron Kabul el mes pasado.

Haqqani dijo a los periodistas que la segregación de género se aplicaría en todo Afganistán. Y que todas las materias que se enseñan en las universidades también se revisarán en los próximos meses.

Gracias a Dios tenemos un gran número de maestras. No enfrentaremos ningún problema en esto. Se harán todos los esfuerzos posibles para encontrar y proporcionar maestras para las alumnas”, dijo en una conferencia de prensa en Kabul.

El tema de la educación de las mujeres ha sido una de las cuestiones centrales que enfrentan los talibanes. Mientras, buscan persuadir al mundo de que han cambiado desde la dura regla fundamentalista que impusieron en la década de 1990, cuando a las mujeres se les prohibió estudiar o trabajar fuera del hogar.

[También te puede interesar: Soldados entrenados por el ejército de Estados Unidos y Reino Unido se unen al talibán]

Las mujeres también podrán trabajar de acuerdo con la ley islámica

Los funcionarios talibanes han dicho que las mujeres podrán estudiar y trabajar de acuerdo con la ley sharia y las tradiciones culturales locales, pero se aplicarán estrictas reglas de vestimenta. Haqqani dijo que los velos religiosos hiyab serían obligatorios para todas las estudiantes, pero no especificó si esto significaba pañuelos en la cabeza o cubiertas obligatorias para la cara.

El sábado, un grupo, aparentemente formado por estudiantes mujeres con túnicas negras que las cubrían por completo de la cabeza a los pies, se manifestó en Kabul en apoyo de las reglas sobre vestimenta y aulas separadas.

shutterstock_595364105

Haqqani dijo que donde no haya maestras disponibles se adoptarán medidas especiales para asegurar la separación. “Cuando realmente hay una necesidad, los hombres también pueden enseñar (a las mujeres) pero de acuerdo con la sharia, deben observar el velo”, dijo.

Los salones de clase se cortarían con cortinas para dividir a los estudiantes masculinos y femeninos cuando fuera necesario y la enseñanza también se podría realizar a través de la transmisión o el circuito cerrado de televisión.

Ya se han visto aulas divididas por cortinas en muchos lugares desde el colapso del gobierno respaldado por Occidente y los talibanes tomaron Kabul el mes pasado.

Haqqani dijo a los periodistas que la segregación de género se aplicaría en todo Afganistán. Y que todas las materias que se enseñan en las universidades también se revisarán en los próximos meses.

[También te puede interesar: Los más de 100 animales rescatados de Afganistán ya están siendo adoptados]