¿Sabías que, para la cultura japonesa, la limpieza tiene una connotación tanto física como emocional? Cada año, aplican el oosouji: una forma de liberarse de emociones negativas a través de la limpieza y el orden del hogar.

[También te puede interesar Tips para hacer una limpieza digital en tu celular y computadora]

Así, para liberarse de cargas emocionales y evitar estancarse en el pasado, aplican una limpieza consciente de todos los rincones. Compartimos contigo una guía sencilla para que aprendas a implementarlo en tu propia casa.

¿qué significa Oosouji?

Oosouji es una palabra de origen japonés que, traducida, significa "limpieza". Pero va más allá de una simple limpieza del hogar: los japoneses creen que, mediante el oosouji, puedes dejar atrás los recuerdos y problemas del pasado, para dar lugar a nuevos comienzos y experiencias.

Así como en otras partes del mundo se acostumbra realizar una limpieza general en primavera o en otoño, el oosouji se practica en diciembre. Esto permite comenzar cada año con energías renovadas y una menor carga emocional derivada del desorden y de acumular pertenencias que no usamos.

El objetivo es transformar la limpieza monótona en algo más significativo: limpiar y ordenar se convierte en un ritual para "barrer" emociones negativas. Puedes hacerlo en cualquier momento del año y cuando lo necesites.

cómo implementar el oosouji en casa

Lo primero que debes hacer es reservar un día en el que sepas que no habrá distracciones. ¡Pon tu teléfono en silencio y manos a la obra! Esta limpieza es ideal para que participen todos los miembros del hogar.

Mujer acomodando libros

Comienza limpiando cada habitación en el sentido de las agujas del reloj, partiendo siempre por la puerta. Limpia de arriba hacia abajo y de adentro hacia afuera. Esto hará que el polvo caiga, sin ensuciar aquello que ya esté limpio.

Ten reservadas cajas para que, a medida que encuentres objetos que sepas que no seguirás usando, puedas separarlos para luego regalarlos o donarlos. Ten un recipiente amplio para la basura. Cada vez que termines de limpiar y ordenar una habitación, retírala de allí.

Para limpiar profundamente, mueve muebles y objetos de su lugar. Procura eliminar todas las manchas que encuentres, incluyendo las de humedad. En la práctica del oosouji, dejarlas es sinónimo de permanecer en las emociones negativas del pasado.

[También te puede interesar Conoce las mejores aplicaciones para administrar tus gastos de manera fácil]

Mantén el orden hasta en los cajones. Si encuentras cosas que aún tienes dudas de si servirán o no, tómate el tiempo que necesites para analizarlas. Si hace mucho que no lo usas, quizás sea mejor dar a otra persona la oportunidad de aprovecharlo.

Deja el jardín o el balcón para lo último. La limpieza incluye plantas y hojas secas.

y tú, ¿ya lo has aplicado? cuéntanos

Fuente:

La Vanguardia