Los perros adoptados durante la pandemia son devueltos a los refugios en California. Muchas personas necesitan compañía durante el encierro de la pandemia. Ahora, no tienen tiempo para cuidar a los animales y los regresan.

También te puede interesar: Estas son las sorprendentes predicciones de Nostradamus a 455 años de su muerte

Durante el confinamiento los perros acompañaron a las personas

En el mes de marzo de 2020 se inició un proceso de cuarentena estricta. La intención era detener la cantidad de contagios. Las personas tuvieron que pasar mucho tiempo en casa, necesitando de compañía en tiempos de encierro.

Por lo antes comentado, la gente optó por adoptar perros. Los buscaban en los refugios y compartía con estos animales la clausura ocasionada por el coronavirus. Muchos canes estuvieron felices de tener un nuevo hogar.

La mala noticia que esta situación se ha revertido. Sucede que las personas deben retornar a un horario de trabajo. En consecuencia, no tienen tiempo para atender a una mascota. Es así como los perros son retornados a las perreras.

Muchos canes son sacrificados en los refugios

Cada año se estima que 670.000 perros son sacrificados en los refugios de Estados Unidos al no tener un hogar. Se considera que son un peligro para la salubridad si se conviertan en animales callejeros. Por lo tanto, al no ser adoptados, sufren un final muy triste.

Lastimosamente, los animales que regresan a las perreras corren peligro de engrosar las estadísticas de los sacrificios. Una muy mala noticia, ya que tales canes ya tenían un hogar donde podían pasar una vida más alegre.

En esos casos, lo que se recomienda es no devolver los perros a los refugios. ¿Qué se debe hacer entonces? Pues, lo ideal es llevarlos con otras familias que los puedan adoptar. Solo de esa manera estos animales gozarían un mejor devenir.

Niñas venden dibujos para comprar comida a perros de la calle

El tema la post-pandemia y sus muchas consecuencias

No solo es una cuestión de cambios en la economía y en la denominada “nueva normalidad”. También, se manifiesta en detalles como la realidad de las mascotas. Y es que el coronavirus ha impactado en todos los escenarios.

Por ejemplo, se dice que millones de perros y gatos sufren depresión después de convivir con sus dueños durante la pandemia. Luego de compartir a diario con sus amos, las mascotas ahora tornan a la soledad durante los horarios de trabajo.

Ciudades como Nueva York consideran vedar la venta de mascotas en tiendas y establecer su “custodia” en los divorcios. La idea es que estas mascotas ya no sean “propiedades”, sino una figura legal con responsabilidad por parte de las personas.

Para explicar lo anterior: las personas no “compran” niños, sino que los adoptan. Al adoptarlos, luego no pueden abandonarlos; sino que hay una responsabilidad con un ser viviente. Los mismo se desea hacer respecto a los animales.

También te puede interesar: Reino Unido prepara un proyecto de ley animal que impedirá hervir langostas vivas

¿Acaso alguien imaginaba que la gente devolviese a estos perros? Pues, a veces los humanos creemos que otros seres vivos son prescindibles; sin evaluar que en realidad son seres con sentimientos como nosotros.

Fuente:

UPSOCL