Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

5 situaciones por las cuales las mujeres deberían dejar de ser condenadas de una vez por todas

Los derechos de las mujeres siguen siendo hoy menores que los de los hombres. Estas son algunas de las cosas por las que deberían dejar de condenar a las mujeres.

Rocío Belén Suárez

12/09/2018

Tendencias

5 situaciones por las cuales las mujeres deberían dejar de ser condenadas de una vez por todas

Los derechos de las mujeres siguen siendo hoy menores que los de los hombres. Estas son algunas de las cosas por las que deberían dejar de condenar a las mujeres.

Rocío Belén Suárez

Hace pocos días en India se despenalizó la homosexualidad, y ese logro tardío pero necesario nos ha recordado a todos una cosa: todavía hay muchos derechos que falta adquirir alrededor del mundo.

Con los derechos de la mujer sucede algo parecido. Las mujeres hoy pisan fuerte (especialmente en el occidente blanco y clase media) y hacen oír su voz, y pareciera que han ganado infinitas batallas.

Sin embargo, en todo el mundo todavía hoy se criminaliza y condena a las mujeres por el solo hecho de ser mujer.

Estos son algunas situaciones por las cuales se castiga a la mujer en muchos lugares del mundo y que debería acabarse hoy mismo.

[También te puede interesar: ¿Qué opinas tú sobre esta campaña publicitaria "feminista"?]

1. La masturbación

La masturbación femenina está mal vista casi en todo el mundo. O al menos, siempre está peor vista que la masculina.

Pero al día de hoy, el placer femenino está incluso condenado en muchos países del mundo.

Hay 27 países en África que practican la mutilación genital femenina, es decir, la alteración de los genitales femeninos con un fin no médico. Casi siempre, el motivo es quitarle a la mujer la posibilidad de sentir placer.

Según la OMS, más de 200 millones de mujeres y niñas vivas actualmente han sido objeto de este tipo de prácticas.

2. La menstruación

Vamos, que la menstruación es lo más natural que existe, ¿No? Y ninguna mujer menstrua por puro placer, la verdad.

Sin embargo, la menstruación, ese proceso biológico que por el que atraviesan las mujeres en edad fértil, es algo por lo que se condena a las mujeres. En algunos países, las mujeres son aisladas en los días de regla, a un lugar donde no puedan tener contacto con otros humanos.

Pero incluso en los países donde esto no sucede, la menstruación sigue siendo tabú. Según una encuesta realizada en Reino Unido, el 58% de las mujeres se siente avergonzada cuando tiene el período.

3. Mostrar el cuerpo

Para la mujer, mostrar el cuerpo puede ser considerado delito. En los países musulmanes, sabemos que es común utilizar el burka, ese atuendo que cubre completamente a la mujer. Si bien es el ejemplo más claro, no son los musulmanes los únicos que condenan que las mujeres muestren su cuerpo.

La entrada al Vaticano en Roma, por ejemplo, sólo admite “a los visitantes vestidos decorosamente”. Lo cual incluye no mostrar los hombros ni llevar pantalones cortos (tanto para hombres como para mujeres), ni llevar ropa escotada o minifalda.

Pero incluso fuera de las religiones, que la mujer enseñe su cuerpo está condenado moralmente. Siempre se cree que es una provocación para los hombres. Basta con ver cualquier noticia de violación, en la que se detalla cómo iba vestida la mujer…

4. Aborto

Actualmente, sólo 58 países consideran el aborto como una práctica legal. En el resto del mundo está prohibido.

Todavía más. Actualmente, en muchos países se condena a la mujer que aborta con penas de varios años de cárcel. En Argentina, por ejemplo, se hizo muy conocido el caso de “Belén”, una mujer que estuvo dos años en prisión por un aborto que, finalmente, se demostró que fue espontáneo.

En El Salvador, hace poco tiempo una mujer fue condenada a 30 años de cárcel por motivos similares.

América Latina es una de las zonas del mundo con las mayores restricciones sobre el tema.

5. La infidelidad

La infidelidad o adulterio es un pecado en todas las religiones, pero por supuesto, las únicas que mueren por practicarlo son las mujeres. Todavía hay países donde hay pena capital para las mujeres que sean infieles.

Incluso en algunos países, como Nigeria, a la mujer infiel es ejecutada por lapidación. Sí, como en los tiempos más antiguos, se utiliza esta práctica que ha sido condenada como tortura.

Además, por supuesto, los países donde se condena la infidelidad, tampoco está permitido el divorcio, y muchas veces las mujeres son obligadas a casarse.

[También te puede interesar: Mujeres rebeldes que cambiaron la historia]

Fuentes:

Marie Claire


Otros

Tendencias

4 cosas que las mujeres ya no aguantan en una relación

La lucha de mujeres ha conseguido derechos, pero sobre todo, es una gran herramienta de consciencia. Así, ciertas cosas ya no se toleran en una relación.

Salud

Los tintes de pelo aumentan el riesgo de cáncer de mama

Una investigación ha hallado evidencias de un vínculo entre el uso de ciertos tipos de productos para el cabello y el aumento en el riesgo de cáncer de mama.

Salud

Violencia doméstica: ¿Cómo funciona la cabeza de un maltratador?

Alrededor del 35% de mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o por terceros en algún momento de su vida. ¿Sabes cómo funciona la cabeza de estas personas que lo hacen?

share