* Por Sin azul no hay verde

La canción se titula “Es Por Hoy” y trata sobre la Península Mitre ubicada en el extremo sur de la provincia de Tierra del Fuego. Hace 32 años que la iniciativa para proteger este lugar es impulsada por su comunidad. Por eso la decisión de crear una canción por parte de Mariano, Ignacio, Elena y Lito nació del deseo de darle voz a este reclamo histórico pero, por sobre todo, a la posibilidad de generar conciencia sobre la urgente necesidad de proteger este lugar único en el mundo.

Península Mitre, que comprende 200,000 hectáreas de mar y 300,000 hectáreas de tierras fiscales, es el mayor punto de captura de carbono de Argentina. Esto se debe a que alberga un extenso humedal muy particular, el de las turberas, que tiene la capacidad de fijar y almacenar dióxido de carbono (CO2), uno de los gases de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global. También sus costas concentran el 50% de los bosques de macroalgas del Mar Argentino. De la misma manera que las selvas tropicales cumplen un rol fundamental para la salud del planeta estas selvas submarinas también. Pueden absorber más de 150 mil toneladas de CO2 anualmente y son considerados de los ecosistemas más productivos del mundo.

En particular los bosques de macroalgas de Tierra del Fuego son uno de los últimos refugios globales para estos bosques sumergidos.

De protegerse el área se transformaría en un Área Natural Protegida Provincial, permitiendo la posibilidad de preservar sus ecosistemas evitando su degradación. Hoy la falta de regulación y fiscalización en el área es una problemática grave ya que, por ejemplo, los daños a las turberas son irreversibles y a su vez cuando se destruyen liberan el dióxido de carbono almacenado nuevamente a la atmósfera.

Tanto Mariano como Ignacio son fueguinos y los une el amor por la última porción del continente americano. Sobre el título de la canción, Ignacio Boreal nos cuenta porqué eligieron esta frase para encabezar el tema “creo que busca que salgamos de las especulaciones y que nos pongamos en acción: qué podemos hacer por y desde el presente. Acciones en el presente para pensar en el futuro o en el porvenir”.

Para Mariano, “Península Mitre, que debería llamarse Península Haush, es la perla más valiosa que tiene la isla. Es un eslabón importantísimo para mantener la biodiversidad y salud -bastante dañada- del planeta. Este lugar es una biblioteca natural que nos muestra cómo es un ecosistema sin intervención humana, también es un museo a cielo abierto de la historia de la navegación y el poblamiento de la Isla con más de 800 naufragios y cientos de yacimientos arqueológicos de los Haush, pueblo originario que habitó la península y que todavía se sigue estudiando”

peninsula-mitre
Sin azul no hay verde

Frente a un contexto de crisis climática, ecológica y social, donde los más afectados serán los países y comunidades del sur global, la protección de espacios naturales como la Península Mitre son herramientas fundamentales para la mitigación del cambio climático tanto a escala regional como global, no solo desde el punto de vista de la conservación ambiental sino desde el fomento de nuevas economías basadas en el desarrollo local.

“Sólo los lugares que uno conoce puede amar y lo que se ama se cuida” dice Mariano, y Elena suma “este tema está escrito por dos fueguinos que aman y valoran su lugar y lo prístino del mismo, alzan la voz para apoyar el pedido que hace años se espera sea cumplido: lograr proteger una de las pocas áreas que quedan vírgenes y son vitales para que la vida en el planeta de todos sus seres vivos siga en pie.”

Estado actual del proyecto de ley para crear el área protegida

Como respuesta a situaciones que amenazan la conservación del área, a finales del 2020, a través de un decreto por parte del Poder Ejecutivo provincial, se le proporcionó cierto marco de protección provisoria hasta tanto sea sancionada la ley definitiva que cree el área protegida.

Este año el proyecto de ley volvió a tomar estado parlamentario por lo que los 14 legisladores de Tierra del Fuego deberían reunirse para finalmente lograr su sanción.

Según Mariano es importante que este lugar siga siendo un paraíso “un pulmón para esta generación y las siguientes, para todos los fueguinos y habitantes de la tierra, no para unos pocos.”

Frente a una realidad compleja donde la información circula aceleradamente, crear piezas artísticas que invitan a la reflexión es una forma de generar puentes entre la sociedad y las distintas problemáticas. Para Elena “es una de las vías para generar conciencia. A través de la música se generan muchas emociones que logran romper con viejas estructuras que ni siquiera sabemos por qué tenemos y despertar mentes que están cómodamente adormecidas.”

Distintas voces se sumaron a la protección de Península Mitre a través de una acción en redes sociales, lanzada junto a Sin Azul No Hay Verde, con el objetivo de apoyar la creación del área. También sumaron su firma a la petición que ya lleva más de cinco años y 150,000 firmas juntadas.