¡Y este es el dato más espectacular y sorprendente! Ha superado, estadísticamente, al creador de la Teoría de la relatividad, el gran Albert Einstein, el genio del siglo XX. Sus descubrimientos han dejado huellas imborrables en todas las generaciones.

El brillante científico, mundialmente conocido, en una de sus reconocidas frases ha dicho “Somos arquitectos de nuestro propio destino”. Es por eso que, en esta oportunidad, en Bioguia queremos presentarte quizás, al niño genio del Siglo XXI. ¿Qué piensas tu?

  • CONOZCAMOS JUNTOS A BARNABY SWINBURN

Como se dijo anteriormente, el niño superó ampliamente el puntaje del examen de coeficiente intelectual (IQ) de la firma Mensa. ¡Logró 162 puntos!

¡Hay que mencionar que Mensa es la High IQ Society más reconocida a nivel mundial!

Se destaca por ser una Organización Internacional fundada en Inglaterra y por brindar test específicos para personas superdotadas. A través de la misma se logra identificar a personas de todo el mundo con elevado coeficiente intelectual, puntualmente el 2% más destacado de la población mundial.

  • ¡Swinburn ha superado el máximo coeficiente que logró Einstein en su vida: 160!

Ghislaine, su madre, le confesó lo siguiente a la prensa del Reino Unido:

“Él toma todas sus decisiones por sí mismo. Nosotros nunca le hemos pedido que haga sus tareas de matemáticas porque verdaderamente disfruta hacerlas” y agregó con humor en el reporte del Daily Mail: “Le dije a su padre que podrían pasar dos cosas: que no entrara a Mensa y quedara decepcionado o que entrara y se volviera insoportable por saber lo inteligente que es”

A raíz de las declaraciones de su progenitora, claro está que el pequeño Barnaby tiene un gran presente y futuro, grandes sorpresas y desafíos le esperan. ¡Anhela ingresar a la Universidad de Oxford y estudiar programación!

¡Ojalá toda esta inteligencia se traduzca en desafíos y logros mediante investigaciones y aportes científicos que redunden en mejorar la calidad de vida de la humanidad y medio ambiente!

El impacto positivo que puedan generar estas mentes lúcidas y magníficas, sin dudas dejarán una huella en la sociedad promoviendo la educación como motor de cambio y herramienta de superación.

¿SERÁ POSIBLE QUE ÉSTA FACULTAD HUMANA IMPULSE UN MUNDO MÁS JUSTO, RESPONSABLE Y SOLIDARIO?