Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Alimentación

5 reglas que no debes olvidar en una cita para que funcione bien

La manera de tener hoy una cita no es la misma que hace cien ni diez años atrás. Por eso, para vivir tu próxima aventura romántica, aquí te compartimos algunas reglas para que tenga un final feliz.

Alimentación

5 reglas que no debes olvidar en una cita para que funcione bien

La manera de tener hoy una cita no es la misma que hace cien ni diez años atrás. Por eso, para vivir tu próxima aventura romántica, aquí te compartimos algunas reglas para que tenga un final feliz.

Vera Juárez

08/02/2019

Una cita siempre es un momento de incertidumbre. Cómo será la otra persona, si nos gustará realmente, o qué energía se generará entre ambos, son solo algunas de las preguntas que suelen aparecer y darnos temor o llenarnos de expectativas.

Pero la manera de tener hoy una cita no es la misma que hace cien ni diez años atrás. Por eso, para vivir tu próxima aventura romántica, aquí te compartimos algunas reglas para construir una relación sana y feliz.

[También te puede interesar: Éstos son los signos que podrían encontrar el amor en la era de Acuario]

[También te puede interesar: 7 Claves para realizar mindfulness en la intimidad con tu pareja]

1. Cura tus heridas del pasado antes de entrar en una relación

Si lo que estás buscando es una nueva relación, lo primero que debes hacer es cortar con el pasado. Y eso, no incluye solo a tu ex, sino también a tu versión más vieja de ti mismo. Dejar atrás lo que fuiste es trascenderlo para seguir creciendo. Solo curando las heridas del pasado es posible atraer y construir algo diferente que rompa con los patrones repetitivos que nos estancan una y otra vez en las mismas situaciones.

2. No temas dar el primer paso

Muchas veces, si nos gusta alguien, nos quedamos esperando que la otra persona de el primer paso; Quizás por temor al rechazo, por vergüenza, por malas experiencias, etc, etc.

Pero, ¡dile adiós a los prejuicios! Si sientes que algo te gusta, ve por eso. Eso, siempre que respete y cuide al otro sin avasallarlo, es señal de confianza y autenticidad.

3. Sé tú

Esta regla debería ser la primera: no resaltes en una cita cualidades como si fuera una entrevista laboral ni actúes de una forma artificial. Sé tú mismo, tal y cual eres. Deja de lado el miedo al rechazo y muéstrate auténtico. La confianza en uno mismo atrae más de lo que imaginas.

4. Sigue tu brújula interna

Hazle caso a tu intuición, a tu propio sistema interno de orientación que te ayudará a saber qué camino te hará mejor. Si algo dentro tuyo te confunde, te genera temor o dudas, no lo hagas. Respétate siempre y ante todo a ti mismo.

5. Quítate los prejuicios

No intentes encasillar a quien acabas de conocer. Suéltate y libera un poco tus preconceptos. Si eres feminista, por ejemplo, y alguien quiere invitarte, ¿por qué no aceptarlo? Si eres una persona muy profunda y te invitan a un plan más "liviano", ¿por qué no probar? No dejes que los "no" que tengas condicionados te hagan perder de conocer a alguien interesante. Muchas veces lo mejor está del otro lado de la zona de comodidad.

Fuentes:

The minds journal


Otros

Tendencias

¿Tienes una cita? Antes de ir pregúntate estas 3 cosas

Hay quienes las toman como un juego; quienes lo hacen para no aburrirse; quienes las esperan con mucha ilusión; quienes se ponen muy nerviosos; quienes cancelan a último momento; etc, etc. Si estás pensando en tener una cita pero algo tuyo no te hace sentir entusiasmo pregúntate estas 3 cosas y luego decide. 

Tendencias

Señales de súper alerta que debes atender si aparecen en tu relación

Es triste que una relación se acabe, pero más aún si se acaba sin que tú te hayas dado cuenta de que algo iba mal. Por eso, estas señales deben prevenirte.

Tendencias

¿Mensajear o no mensajear? Dilema después de una (buena) primera cita

Cuando tienes una buena cita, y vuelves a tu casa sonriendo porque pasaste un buen momento, tuviste una conversación interesante, o simplemente te sentiste cómodo/a y a gusto con la otra persona, es muy común que aparezca en tu mente la pregunta: ¿le escribo o no le escribo? 

share